Quenosquitenloviajao

Ellos son Mari, Jordi, Kenya y su «tanqueta» juntos forman quenosquitenloviajao. Ellos «viven viajando para planificar tu viaje soñado.

Tras más de un año en carretera dando la vuelta por Europa y Asia se han especializado en la organización de viajes a Turquía y en el asesoramiento completo para viajar en autocaravana. ¡No les falta de nada!

Son inspiración, échales un ojo a sus Web de Organización de viajes y de Asesoramiento de viajes en autocaravana, su INSTAGRAM y su FACEBOOK y verás de qué hablamos.

¡Vamos a ver qué nos han respondido a las preguntas!

1-De todo los lugares que habéis visitado, si tuvieseis que quedaros con uno IDEAL para viajar con perro.. ¿cuál sería y por qué?

Donde hemos visto que es más cómodo y sencillo viajar con perro ha sido por Europa. Pero es dónde también hay más restricciones.

En Turquía por ejemplo, al no estar tan familiarizado con los perros como mascotas, no hay restricciones pero porque no es normal llevar un perro contigo. 

2- Entendemos que los perros no son considerados de la misma forma en las diferentes culturas/religiones ¿Qué país/cultura/religión que más os ha sorprendido en este tema o que más diferente es a lo que estábais acostumbrados y por qué?

Nos sorprendió mucho Kosovo. Cada vez que íbamos con Kenya la gente cruzaba de acera o incluso se asustaba cuando la veían. 

Preguntamos al único chico que se le acercó a Kenya y nos dijo que antiguamente la gente tenía perros como seguridad en sus casas, así que relacionaban los perros como violentos. Poco a poco la gente iba teniendo perros cómo mascotas pero que aun quedaba mucho camino para ver un perro, como un animal de compañía. 

3. Contadnos una anécdota curiosa que os haya ocurrido con vuestro perro mientras viajáis. 

La verdad es que durante los 14 países que hemos estado todo el mundo ha querido hacerse fotos con ella, ha sido siempre el centro de atención donde hemos ido. Pero en los Alpes Franceses, bajamos al glacial LA MER DE GLACE.

Tras bajar en un telesférico tuvimos que bajar unas 400 escaleras de rejilla. Está preparado para la nieve. Vimos que no era lo mejor para las patas de Kenya. Así que Jordi acabó subiendo a Kenya en su cuello como si fuera una cabra. La gente se rió mucho y le hacían un montón de fotos. Os pasamos foto para que veáis como subimos.

4. ¿Qué consejo daríais a las familias que no se atreven a dar el paso de viajar con perro

¡Hazlo!

Si decides irte de viaje y dejarlo con alguien, seguramente lo vas a dejar en buenas manos, pero… realmente ¿no crees que tu perro puede disfrutar de un viaje igual que tu? Te irás mucho más tranquilo sabiendo que está contigo, sin tener que estar pensando si está bien o no, y lo más importante sin echarlo de menos.

Y él estará contentísimo de estar contigo las 24 horas del día. Imagínate ver un atardecer en una playa desierta, pues ahora imagínate que tienes a tu mascota corriendo por la playa. ¿A qué te gusta? pues viaja, y hazlo con él! El viaje será mucho mucho mejor

¡¡¡Te lo garantizamos!!!

Viajando nuestra vida

Ellos son Manel, Maeva y Junior y juntos forman «Viajando nuestra vida», un proyecto que nació de su forma peculiar de disfrutar los viajes uniendo el mochileo, el viajar con perro y la camperización de Furgo 🙂

Fueron una de nuestras inspiraciones y si queréis saber más sobre ellos Os dejamos aquí SU WEB, aquí su INSTAGRAM y canal de YOUTUBE.

Os dejamos con cómo nos han respondido nuestras preguntas:

1-De todo los lugares que habéis visitado, si tuvieseis que quedaros con uno IDEAL para viajar con perro.. ¿cuál sería y por qué?

Un lugar ideal para nosotros es todo aquel que sea en la naturaleza en el que podamos estacionar nuestra furgo y si hay un riachuelo cerca mejor. Un buen lugar sería Dolomitas en el norte de Italia. Porque puedes encontrar este tipo de lugares en la naturaleza y porque aparte es el país donde mejor han tratado a nuestro perrete. 

2- Entendemos que los perros no son considerados de la misma forma en las diferentes culturas/religiones ¿Qué país/cultura/religión que más os ha sorprendido en este tema o que más diferente es a lo que estábais acostumbrados y por qué?

De los países que hemos viajado nos sorprendió el trato que recibían los perros en NepalDebido a su estilo de vida no los tienen considerados como miembros de la familia y muchos de ellos se encuentran abandonados en las calles. El trato que vimos hacia ellos no es el que estábamos acostumbrados a ver aquí en España y nos daba mucha pena. 


3. Contadnos una anécdota curiosa que os haya ocurrido con vuestro perro mientras viajáis. 


Pues algo muy gracioso que nos pasó en Granada estando de viaje por la ciudad con él, fue que se le acercó un pájaro pequeño a chafardear que estaba comiendo el perrete. Nuestro perro es mezcla de beagle y bodeguero por lo que el instinto cazador lo tiene a tope. Normalmente sale detrás de cualquier animal para intentar perseguirlo por lo que nos sorprendió muchísimo cuando ese pajarito se acercó y juntaron sus morritos para inspeccionarse mutamente durante unos segundos y se quedó ahí al lado de nuestro perrete sin hacerse nada. 

4. ¿Qué consejo daríais a las familias que no se atreven a dar el paso de viajar con perro


Pues para quienes consideren a su perro de la familia decirles que sus vacaciones van a ser mucho mejores si las pueden compartir con ellos. Que se trata de adaptarse para disfrutar todos, al igual que si viajas con niños. Y que no hay que tener ningún miedo a viajar con ellos y que lo mejor que pueden hacer es probarlo para valorarlo. 

Viajeros Perrunos

Roberto lleva viajando haciendo AUTOSTOP desde 2013, año en el que empezó esta aventura en Brasil. Ahora, con sus dos compañeras peludas, Cocaí y Chai, sus viajes de mochilero han pasado a otro nivel. ¡Otra fuente de inspiración para viajar con nuestro perro dónde las haya!

Si queréis conocer más sus aventuras (¡cosa que os recomendamos muy mucho!) Os dejamos aquí SU WEB, aquí su INSTAGRAM y canal de YOUTUBE.

Os dejamos con las perlas que ha respondido a nuestras preguntas:

1. De todos los lugares que has visitado, si tuvieses que quedarte con uno IDEAL para viajar con perro, ¿cuál sería y por qué?


Canadá. Porque es donde más feliz ha sido Cocaí, y estoy seguro de que a Chai le fliparía también. Por un lado, la naturaleza en todo su esplendor: con esos bosques infinitos, la tundra del norte, las montañas en el salvaje oeste o las playas salvajes en ambos costados. Todo un mundo para explorar en sus patas y cientos de olores que le devolverán a su pasado lobezno… Por otro lado, la gente, amante de los perretes hasta la médula. No he visto país más dogfriendly que este, cuya población te sonríe por la calle (bueno sonríe a tu perro) e incluso te paran para preguntarte si le pueden dar una chuche o una caricia. A Cocaí le daban la comida del tenedor y le hacían su propia hamburguesa mis compañeros de casa. ¿Cómo no va a gustarle a un perro semejante paraíso?

2. Entendemos que los perros no son considerados de la misma forma en las diferentes culturas/religiones. ¿Cuál es el país/cultura/religión que más te ha sorprendido en este tema o que más diferente es a lo que estabas acostumbrado y por qué?


Irán, seguido de Pakistán y Turquía. Pero el más sorprendente (y especial) ha sido Irán. Sin duda alguna. Tiene esa doble imagen estereotipada desde occidente, que en parte es cierta, de que por ser musulmanes los perros son impuros y que no les quieren e incluso están prohibidos. Los días previos a cruzar desde Armenia me daba vértigo, lo reconozco. Y se me pasó por la cabeza no hacerlo. Menos mal que tiramos para adelante, porque no solo nos encontramos con el pueblo más maravilloso sobre la faz de la Tierra, sino que además pudimos comprobar de primera mano (y pata) cuántos amantes de los perros hay entre los descendientes persas. Sí, muchos los rechazan, a veces por miedo, otras por temas de pureza. Pero en realidad tiene que ver también con la falta de contacto con el mundo canino que les ha sido negado culturalmente. En Irán hay una ley que prohíbe tener perro en calidad de mascota, lo que unido a las creencias ligadas al islam -aquello de que Mahoma les echase el mal de ojo después de ser atacado por un ejemplar de cuatro patas (ya habría hecho algo el bueno de Mahoma…)- hace que estos seres fantásticos solo se encuentren en zonas rurales y siempre sirviendo a algún servicio de pastoreo o guardia. Siempre fuera, pues los hogares no deben ser nunca su zona de descanso. Si bien gracias a Dios (o a Ala) hay excepciones y son unos cuantos los que desafían a estas normas religiosas teniendo perros en casa y dejándoles subir a mulliditos sofás.


Sin embargo, la gente de las ciudades y los pueblos no está acostumbrada a los perros. ¡La mayoría ni siquiera ha visto uno! La reacción de un porcentaje considerable será de apartarse e incluso caerse al suelo de la impresión y el miedo. Pero en el otro lado tienes a un gran sector curioso que se interesará y vendrá a ver a tu perro, preguntarte sobre él y, en ocasiones –aquellas almas valientes e intrépidas- tocarle. Viajar con tu perro en Irán se convierte, por tanto, en una herramienta mágica para conectar con los locales y darles la oportunidad de conocer algo tan maravilloso que se les ha arrebatado. Mención especial a los niños, que siempre son los más atrevidos y después de un rato vacilando sobre si tocar a tu perro o no acabarán peleándose por ser quien le da un paseo de la correa. ¿Existe algo más bonito y natural que la amistad entre los perros y los niños?

3. Cuéntanos una anécdota curiosa que te haya ocurrido con tu/tus perritas mientras viajabas


Quizá el mayor número de anécdotas curiosas (barra locas) se las debo a viajar haciendo autostop. Nos han sacado del asfalto personas preciosas y familias sonrientes, pero también personajes de todos los colores. Eso sí, casi siempre amigos de los perros. Viajar a dedo con perro es alucinante porque instaura automáticamente un filtro que te lleva a conocer un porrón de almas perrunas. Muchos de los coches que paran en la carretera para recogernos lo hacen por Cocaí, y ya no se me hace raro cuando exclaman: “¡Que sepas que he parado por tu perro, no por ti eh!”.

4. ¿Qué consejo darías a las familias que no se atreven a dar el paso de viajar con perro?


Que no hay nada más bello que viajar con tu pequeño peludo de cuatro patas que te mira con adoración y mueve el rabo cuando llegas a casa. Él es de la familia, y por muchos inconvenientes que haya a la hora de hacer las maletas y pisar la carretera con él su sola presencia será suficiente para equilibrar la balanza… y una vez veas que no son tantos los problemas en realidad, tumbarla de su lado. Verle feliz en la montaña, en la playa o donde sea que quiera que vayáis (porque a él le dará igual si está contigo) vale oro.
Además, es importante que cada vez seamos más los que viajemos con nuestros perros. Así la infraestructura turística no tendrá más remedio que adaptarse a los nuevos tiempos perrunos que corren. Si viajas con tu perro estarás contribuyendo a esto. Recuérdalo.

Sin Rumbo Fijo vanlife

Se definen como «Scouts y alocados, emprendemos la aventura de viajar en nuestra furgoneta🚎 por el mundo junto a nuestra familia peluda 🐶»

Poco que añadir, tan sólo decir que van con sus tres peludos que véis en la imagen de tamaño considerable. Para que seamos conscientes que no son una limitación.

Os dejamos su INSTAGRAM donde podréis seguir todas sus aventuras (que no son pocas).

Esto es lo que han respondido a nuestras preguntas:

1 De todo los lugares que habéis visitado, si tuvieseis que quedaros con uno IDEAL para viajar con perro.. ¿cuál sería? ¿Porque?

Nos es difícil escoger un lugar concreto. Pero después de mucho pensar nos quedaríamos con las montañas de Bosnia y Albania para las estaciones de primavera y verano, aún quedan restos de nieve y la temperaturaes estupenda. Y para otoño e invierno los desiertos y bosques de Iran, tienes kms y kms para perderte sin civilización y toda la familia disfrutamos muchísimo

2. Entendemos que los perros no son considerados de la misma forma en las diferentes culturas/religiones
¿Cuál es el país/cultura/religión que más os ha sorprendido en este tema o que más diferente es a lo que estabais acostumbrados? ¿Porque?

El país que más nos ha llamado la atención sin duda es Iran. Aquí culturalmente el perro debe ser un animal salvaje que viva en la naturaleza y por motivos de religión, les tienen miedo ya que están considerados animales impuros. Si es cierto, que eso sigue siendo así en los sectores más conservadores de la población, pero la mayoría de las personas no ha dudado en acercarse a nuestros perros tocarles e incluso darles de comer. No podemos quejarnos en absoluto.

3. Contadnos una anécdota curiosa que os haya ocurrido con vuestro perro mientras viajais

Una vez estando en Hallstatt, un pueblo austriaco muy bonito a las orillas de un lago. Los perros se pusieron a jugar entre ellos mordiqueándose y divirtiéndose. Al cabo de dos minutos había un círculo de personas alrededor de nosotros grabando vídeos y haciéndonos fotos. Estuvieron ahí bastante tiempo.


También en la frontera con Irán intentamos comunicarles a los militares antes de que abrieran las puertas de la furgo que viajamos con nuestros 3 perros pero no nos hicieron caso. Al abrir y ver a los perros los militares armados con sus metralletas salieron corriendo al instante. Fue muy gracioso verlos correr de esa forma por nuestros perros que les encanta estar con la gente y son muy mimosos.

4. ¿Qué consejo le daríais a las familias que no se atreven a dar el paso de viajar con su/s perros?

Nuestro consejo es que viajar te cambia, te hace descubrir y descubrirte, te hace vivir experiencias que no se olvidan nunca. Si además, eso lo compartes con tu familia peluda y cambiáis juntos se crea un vínculo mucho más fuerte. Viajando, en muchas ocasiones te expones a situaciones que no habías vivido nunca y toca ser creativos, si puedes aprenderlas junto a tu familia siempre es más bonito. Por supuesto, hay que adaptarse en ocasiones y preparar a nuestros peludos para lo que van a vivir pero merece la pena.

Alterkombi

Este chico se ha recorrido Europa en Furgoneta y Bici con su inseparable amigo Trabbi. Tienen mil y una historias y han querido compartir con nosotros también su punto de vista sobre vivir viajando con perro, ¡No te lo pierdas!

Os dejamos su INSTAGRAM y su WEB si queréis curiosear sus aventuras, ¡Os lo recomendamos!

Esto es lo que ha respondido a nuestras preguntas:

1. De todos los lugares que has visitado, si tuvieses que quedarte con uno IDEAL para viajar con perro, ¿cuál sería y por qué?

Para mí es difícil quedarse con uno solo, yo creo que para la playa, Turquía y para la montaña Georgia, ya que el perro puede ir suelto en todo momento y las playas no tienen limitaciones para perros.

2. Entendemos que los perros no son considerados de la misma forma en las diferentes culturas/religiones
¿Cuál es el país/cultura/religión que más te ha sorprendido en este tema o que más diferente es a lo que estabas acostumbrado? ¿Porque?

Efectivamente, en el occidente están mucho mas domesticados y la gente suele tener perro mayoritariamente cómo mascota, en cambio hacia el este te empiezas a encontrar perros callejeros y se emplean a los perros más cómo herramienta de seguridad o de trabajo antes que de compañía, p.ej para pastorear, vigilar una casa…

Me sorprendió mucho que en los países musulmanes, suelen tener mas miedo a los perros que en los países cristianos.

3. Cuéntanos una anécdota curiosa que te haya ocurrido con vuestro perro mientras viajas

Cuando me robaron al perro en Georgia, creo que es lo mas surrealista que me pasó. (A pesar de eso sigue siendo un país maravilloso). Historia:

Ha sucedido hace solo unas horas y todavía estoy en shock. Entré en Georgia hace 2 días, en la frontera conocí a un cicloturista alemán, Lucas @umdiewelttanzen , ambos íbamos dirección Batumi así que intercambiamos los números y llevamos en contacto desde entonces, esto lo explicaré con mas detalle en el próximo capítulo

El mismo día que entré en Georgia, se me rompió el móvil y esta mañana quedamos Lucas y yo para desayunar, ver la ciudad, y hacer unos recados, como por ejemplo comprar un móvil.

Transcurría una mañana normal hasta que finalmente encontramos una tienda dónde comprar un móvil. Como no se podían entrar perros dejé a Trabbi atado en la puerta, como he hecho infinidad de veces.

Tenía claro el móvil que quería así que estuvimos dentro no más de 10 minutos. Cuando salimos Trabbi ya no estaba donde lo había dejado, mi corazón se paró por un momento, no me podía creer que me estuviese pasando esto. Estaba seguro de que me lo habían robado, porque si se hubiese soltado, él habría entrado en la tienda para buscarme. No había ni un solo indicio de quién se lo podría haber llevado y nadie había visto nada. Mucha gente había visto a Trabbi atado en la puerta, pero nadie había visto que alguien se lo llevase. Le pedí a Lucas que se quedase en la puerta de la tienda mientras yo recorría las calles contiguas preguntando a todo el mundo que veía, pero nadie había visto nada.

Volví a la tienda e intentamos llamar a la policía desde el móvil de Lucas, pero comunicaba todo el rato, hasta que de repente vi una patrulla que se acercaba, así que fui corriendo, me planté delante de la policía, pararon automáticamente y les pedí ayuda. Después de explicarles lo acaecido llamaron a otra patrulla, pues ellos eran de otro distrito y no tenían jurisdicción o algo similar para actuar en esa zona. Lo gracioso es que estos policías hablaban inglés perfectamente y los que vinieron después no hablaban absolutamente nada, así que teníamos que buscar a gente que nos hiciesen de interprete.

Tras explicárselo a los nuevos policías, hubo bastantes ciudadanos que querían ayudar, pero nadie había visto nada, así que la policía fue a registrar las cámaras de la tienda y de la gasolinera que había enfrente, pero no se veía nada. La policía nos pidió que subiésemos al coche para recorrer la zona a ver si veíamos a Trabbi, así que tras pedirle al encargado de la tienda que sí veía a Trabbi, por favor llamase inmediatamente a la policía, Lucas y yo nos subimos en el coche.
Estuvimos recorriendo las calles durante unos 15 minutos y no vimos nada así que volvimos al punto de partida, la tienda. Me fijé que en la calle de detrás de la tienda había un gorrilla que no había visto antes, así que fui a preguntarle, le enseñe una foto y me dijo que sí, que lo había visto hace 10 minutos, y que lo llevaba una persona dirección a un bloque de edificios abandonado.
Lucas, los Policías y yo nos dirigimos hacia allí y nos separamos para peinar la zona. La planta baja del edificio estaba completamente abandonado y lleno de graffittis. De repente Lucas vio algo moviéndose dentro del edificio entre basura y cristales rotos, así que llamó sigilosamente a Trabbi y vio la cabeza del can moverse. Esperó a encontrarse con un policía y este esperó a su compañero, ya que aquí los agentes no llevan armas y era peligroso entrar, pues según pudimos comprobar, es un sitio dónde van muchos yonkis a drogarse.
Finalmente cuando llegó el otro policía, entraron al edificio y tras forcejeos y discusiones y gritos, los policías conseguían devolverme a Trabbi sano y salvo.
Por lo visto, la zona donde estábamos en ese momento, es una zona peligrosa porque está llena de yonkis, estos roban cualquier cosa para venderla después. Debieron ver un perro limpio, se pensaron que era un perro de raza y que podrían sacar algo de dinero vendiendolo.


Por suerte Trabbi esta bien y todo ha quedado en una anécdota para poder contarlo.

4. ¿Qué consejo le daríais a las familias que no se atreven a dar el paso de viajar con su/s perros?

Que es una tontería, nunca he tenido ningún problema ni limitación por viajar con perro, si que es verdad que yo visito pocas ciudades ya que prefiero ir a la naturaleza, pero aún así cuando las he visitado, no he sentido al perro como una carga, a lo mejor no puedes entrar en un museo, eso es cierto, pero el museo en un par de horas lo has visto y decidir no llevar al perro de viaje por ese par de horas, para mi no está justificado, prefiero no visitar ese museo y tener compañía canina durante mi viaje.

Americleteando

¡Agus y Frida llevan aproximadamente 13.000km recorridos por América! Se dice pronto pero lo más increíble es que la mayoría de ellos han sido en Bicileta (9.000km) y 1200km remando, ¡WOW!

Han pasado Argentina, Chile, Uruguay y Brasil, ¡Estos dos no paran!

Tienen mucho que aportar, si queréis seguir sus aventuras, os dejamos con su INSTAGRAM y su FACEBOOK. ¡Os los recomendamos!

Y esto se lo que ha respondido a nuestras preguntas:

1. De todos los lugares que has visitado, si tuvieses que quedarte con uno IDEAL para viajar con perro, ¿cuál sería y por qué?

Es muy difícil de responder! En los 4 paises por los que anduvimos hasta ahora, nos han tratado super bien. Pero voy a elegir uno y va a ser Uruguay. Un país tranquilo, chico, con gente super relajada y buena onda! Donde nos sentimos super cómodos!

2. Entendemos que los perros no son considerados de la misma forma en las diferentes culturas/religiones
¿Cuál es el país/cultura/religión que más te ha sorprendido en este tema o que más diferente es a lo que estabas acostumbrado? ¿Porque?

La verdad que no me paso de sentir nada en especial al andar con Frida por los países que anduvimos, Argentina, Chile, Uruguay y Brasil. Sera que somos todos medio hermanos como países y compartimos en cierta forma maneras de pensar y ser. En todos lados nos abrieron las puertas con la mejor onda del mundo, prácticamente sin conocernos, lo que si me sucedía a veces, y eso fue en todos los países, que me ofrecían lugar a mi y me pedían que Frida quede afuera. Pero el viaje lo hacemos juntos, así que si ella se queda afuera, yo también. Después, mas allá de eso (que no me parece mal) sino que es la manera de ser de quien te abre las puertas de su casa y es super respetable, siempre nos dieron lo mejor de lo mejor! 

3. Cuéntanos una anécdota curiosa que te haya ocurrido con vuestro perro mientras viajas

Frida es una perra muy especial, tranquila y curiosa, solo se acerca a la gente cuando ella quiere o siente y bueno, si tenes comida…

Hace algunos años en El Bolson, Argentina. A mitad de camino hacia la cima de el cerro Piltriquitron, paramos a tomar un descanso en una especie de pista de lanzamiento de parapentes. Al llegar habia varias personas que estaban por saltar y después de un rato, nos quedamos completamente solos! Como a los 20 minutos veo venir gente caminando y entre ellos un pelado vestido de naranja, un monje Tibetano, pensé.

¿Pero que iba a hacer un monje por esos lados? Si, era un monje. Thubten Wangchen. Hablaba perfecto Español y nos cuenta que andaba recorriendo las estupas de la zona (Estupa: edificio destinado al culto budista).

Él no hizo mas que agacharse y llamar a Frida que ella fue hacia el sin siquiera titubear. Él estaba sentado en el piso de piernas cruzadas. Frida fiel a su estilo, se acerco y luego se alejo para quedarse cerca de el, sentada, pareciera que en la misma posición que él. Ahi, salio una de las fotos que mas amo de estos años de viaje, que es la que les voy a pasar! 

4. ¿Qué consejo le daríais a las familias que no se atreven a dar el paso de viajar con su/s perros?

Les diría que ¡no duden en llevar a sus mascotas!

La gente, se esta abriendo cada vez más a recibir viajeros con mascotas y siendo mucho mas empáticos con estos peludos que nos acompañan. Siempre también, acompañado de nuestra responsabilidad, sacándolos a hacer sus necesidades, juntando las mismas, ordenando si la mascota hace algo y acatando las ordenes de quienes los estén recibiendo!

Me ha pasado de ir a hogares en los que yo no dejo que Frida suba a los sillones o camas y cuando vienen los dueños de casa ellos mismos la hacen subir…En fin, hoy sus mascotas, ¡les van a abrir muchísimas puertas mas de las que les van a cerrar!

Moonpackers

La historia de Bulan, Albert y Eva, los @_moonpackers_, es una historia feliz. Bulan es una perrita de Bali que este par de dos viajantes del mundo rescataron en la calle después de que la atropellara una moto.

Pasadas unas semanas de pierna escayolada, medicación, vacunas, pulgas, quilos de pienso, garrapatas, mordidas, entreno y lametones, se enamoraron de ella y decidieron adoptarla.

Ahora son una familia de tres con ocho patas con la intención de volver a España juntos y seguir viajando por el mundo cuando se pueda.

Os recomendamos pasaros por su INSTAGRAM y FACEBOOK para ver sus aventuras por Indonesia con Bulan, ¡no tienen desperdicio!

Vamos a ver qué nos han respondido a las preguntas:

1. De todo los lugares que habéis visitado, si tuvieseis que quedaros con uno IDEAL para viajar con perro.. ¿cuál sería?

Nuestra experiencia viajando con perros se reduce a Indonesia.

No es un país extremadamente difícil para viajar con nuestro amigo de cuatro patas, pero el hecho que se componga de 17.000 islas complica mucho la mobilidad. No todos los ferrys o barcos aceptan animales y, por supuesto, ¡hay que estar seguros que nuestro can no se marea! Nosotros la mayor parte del tiempo lo hemos pasado en Bali y allí es bastante fácil moverse con perro.

La mayoría de templos, playas y lugares de interés turístico aceptan animales, así como muchos restaurantes, warungs y cafeterías. La mayoría de los establecimientos son al aire libre o disponen de grandes terrazas, con lo que es fácil sentarse a comer o a tomar algo con tu perro, ¡incluso algunos ofrecen cuencos de agua con cubitos para que nuestros amigos pasen mejor el calor tropical!

Moverse dentro de la isla es fácil si enseñas a tu perrx a ir en la moto contigo. Eso, sí, no hay transporte público y muchos taxis (Gojek o Grab) no aceptan perros. Bali dispone de mucha naturaleza, así que los perros lo pasan en grande paseando por campos de arroz, junglas, caminos a cascadas o laderas de volcanes. 

2. Entendemos que los perros no son considerados de la misma forma en las diferentes culturas/religiones
¿Cuál es el país/cultura/religión que más os ha sorprendido en este tema o que más diferente es a lo que estabais acostumbrados? ¿Porque?

En general, Indonesia no es un país con tradición de tener animales de compañía. En Bali, por ejemplo, hay muchos perros sin hogar en la calle. ¡Pero cuando decimos muchos, es muchos!

Algunos de ellos están en situación de salud muy precaria, con problemas de piel, malnutrición o incluso rabia. De hecho, Bali es una de las zonas del mundo de alto riesgo de rabia. Y en general los vecinos y vecinas no se preocupan muchos de ellos, por lo de que no es un tema integrado en su cultura. No hay consciencia ni recursos para llevarlos a esterilizar o acudir al veterinario si tienen problemas.

Algunas ONGs como Mission Pawsible hacen una labor brutal con campañas de esterilización, conscienciación y rescate. Un hecho curioso es que Bali tiene su propia raza de perros, de hecho una de las razas más puras y antiguas del planeta: https://missionpawsible.org/about-the-bali-dog/ A pesar de ellos, los Bali dogs no están nada bien considerados en la isla de los dioses y son despreciados como perro de la calle.

De hecho, cuando la gente nos ve paseando con Bulan se sorprenden un montón, como si lleváramos una rata con correa 🙁 La gente que adora los animales en la isla generalmente prefieren otras razas como la de Kintamani o las importadas. ¡Hemos visto hasta Huskies! Otro problema importante con los perros en Indonesia es que se permite el consumo de carne de perro, aunque técnicamente sea ilegal. Esto lleva a muchas situaciones de abuso, maltrato y comercio salvaje. Comer carne de perro forma parte de la cultura del país, está ampliamente aceptada y el gobierno no pone medidas para controlar el tráfico despiadado que hay. Además, en algunas regiones como los Minahas en Tomohon (norte Sulawesi) o en Bali, el sacrificio de perros es necesario en algunos rituales. 

3. Contadnos una anécdota curiosa que os haya ocurrido con vuestro perro mientras viajáis.

Es ampliamante sabido que la gente en Asia hace auténticas filigranas en moto, yendo hasta 5 miembros de una familia en una sola moto, llevando la cosecha o todo tipo de venta ambulante.

Con los que flipamos en Bali es cómo va la gente en moto ¡con sus perros! Hay de todo, desde cestas para viajar con perros como éstas tan chulas (con césped interior y todo), pasando por perros que han aprendido a ir encima del depósito en motos customs o perros que van en la parte delantera de la scotter sentados (nosotros hemos enseñado a Bulana a ir así). Eso sí, hay un nivel supremo que es esto: https://www.instagram.com/p/B5xMAGxBNF5/ No lo hemos llegado a ver en directo, pero sabemos que ¡haberlos haylos!

4. ¿Qué consejo daríais a las familias que no se atreven a dar el paso de viajar con perro? 

Viajar con perros es una forma totalmente diferente de viajar, mucho más pausada, presente y tranquila. A nosotros nos ha dado la oportunidad de conocer más en profundidad paisajes y personas, es como si conectaras con los países de otra forma. Ya no eres visto simplemente como un turista, eres una persona disfrutando por el mundo con tu ser querido de cuatro patas y eso, en general, abre muchas puertas y corazones.

Evidentemente, siempre tiene sus limitaciones y obliga a dejar de ponerte a ti en el centro, dando paso a otras prioridades. Eso sí, ¡hay que decir que los perros tienen una capacidad de adaptación brutal! A nosotros nos ha sorprendido mucho ver cómo Bulan se ha adaptado a no tener una casa fija, a estar con gente diferente, a saber ir sola, socializar y defenderse, a montar en distintos transportes…

A nosotros nos encantan dos cosas en especial sobre viajar con perros: por un lado, todo el tiempo que les podemos dedicar, se construye una relación muy especial y diferente a estar en una vida sedentaria pero fuera de casa 8 horas cada día; y por el otro, que siempre acabamos en la naturaleza. A ella le encanta y a nosotros también, así que hemos conocido sitios increíbles que no figuran en guías o blogs simplemente buscando un sitio para estirar las piernas o patas. 

Y estas son 7 de las familias que nos han llamado la atención, ¡Hay muchas más que vamos a entrevistar en este tipo de Post! 🙂

¿Qué te ha parecido este POST?

¡Si conoces más familias perrunas viajeras no dudes en dejarnoslas en comentarios para que les demos un toque! 😉