fbpx

Como te podrás imaginar, una de las primeras partes de un viaje peludo es la visita al veterinario para comprobar que todo está en orden. 

Es importante llevar una serie de cosas al día (que ahora detallaremos), pero esta visita también es importante para certificar que a nivel de salud, nuestro perro es apto para viajar, y sobre todo en casos de perros que tienen alguna enfermedad crónica y toman alguna medicación de forma regular, tendremos que tener previsto ese tema, para cubrir toda la duración del viaje sin problemas ni sustos.

En nuestra Guía Veterinaria se desarrolla este tema. Además contiene información muy útil sobre primeros auxilios y cómo actuar en determinadas situaciones, tanto del día a día como del viaje.

Por otro lado, en la Guía Legal, se especifica toda la documentación necesaria para viajar, se desglosan todas las partes del pasaporte canino… para que puedas estar segur@ de que todo está correctamente rellenado.

Cuando tengas la hora con tu veterinario para hacerle el chequeo, será el veterinario el que te informará de todo. El que revisará, rellenará la información de la cartilla y el pasaporte si es necesario y redactará el certificado de salud si lo necesitas (normalmente es necesario cuando se sale de la Unión Europea).

Con este artículo tendrás un Checklist de cosas que tienes que tener listas cuando visites a tu veterinario antes del viaje. Así, podremos comprobar nosotros mismos que está todo correcto y no falta nada.

Ahora si, vamos al lío con lo importante. Aquí tienes la checklist veterinaria que tendrás que marcar cuando planees viajar con tu perro:

  1. EXAMEN FÍSICO GENERAL

Aquí nos referimos a que en la visita al veterinario, este hará una exploración completa de nuestro perro para comprobar que todo esté bien.

Lo ideal es que se tomen las constantes: frecuencia cardíaca y respiratoria, color de mucosas, tiempo de relleno capilar (TRC), estado de hidratación, temperatura y palpación abdominal.

Con estos datos, se hará una idea de cómo está nuestro perro a nivel general, para decidir si es apto para ponerle las vacunas anuales y para viajar.

Es muy importante que plasme la información en el pasaporte, dónde tiene que especificar que nuestro perro es apto para viajar.

  1. MICROCHIP

Una vez realizada la primovacunación (la primera vez que se pone una vacuna) habitual y necesaria para cualquier cachorro, es obligatorio identificarles con el microchip adecuadamente. Este paso, por lo general ya lo tendrás marcado como «hecho» desde el principio.

Hay que tener en cuenta, que en el caso de la rabia, la vacuna será válida para viajar, si se ha puesto después de haber identificado al perro con el microchip.

De forma habitual, cuando un perro es cachorro, primero se le ponen las vacunas (menos la rabia). Una vez hecha la pauta de primovacunación, se pone el microchip a los 3-4 meses de edad aproximadamente. Y por último, a los 5-6 meses de edad, se pone la vacuna de la rabia. Después, las vacunas se irán renovando anualmente.

  1. VACUNAS

Las vacunas necesarias variarán un poco en función del destino elegido. En cuanto a las vacunas anuales (exceptuando al rabia), habrá que ponerlas todas. Las mínimas que debería llevar nuestro perros son: parvovirus canino, moquillo canino, hepatitis canina y leptospirosis.

Este es el conjunto de vacunas que se ponen cada año, independientemente de si se viaja o no, así que de forma normal, son las vacunas que el veterinario le pondrá a tu perro de forma anual.

3.1 – VACUNA DE LA RABIA

La vacuna de la rabia es un poco especial, porque dependiendo de dónde vivas, puede ser que tu perro no esté vacunado de forma regular contra la rabia.

Por ejemplo en Cataluña, la vacunación contra la rabia NO es obligatoria, por lo que hay muchos perros que no lo están.

Aunque es cierto que para viajar, ya sea a cualquier comunidad autónoma de la península como a cualquier país, de la UE o fuera, es necesaria la vacuna de la rabia.

Es importante que la vacuna sea administrada después de identificar a vuestro perro con el microchip, para que sea válida. 

Además, si se trata de la primovacunación (la primera vez que se le administra la vacuna de la rabia), hay que esperar un período de unos 20-30 días antes de viajar, para asegurar que la vacuna es efectiva.

Posteriormente, se revacunará cada año, y es super importante, sobre todo si vamos a viajar, que se revacune antes de que se cumplan los 12 meses de la administración de la anterior. Si vacunamos dentro de la ‘’fecha de caducidad’’ de la anterior vacuna, no tendremos que esperarnos, pero si se la ponemos tarde, se considerará como primovacunación de nuevo, y el proceso volverá a empezar de 0.

3.2 – TEST SEROLÓGICO DE LA RABIA

Es un test en el que se comprueba la eficacia de la vacuna de la rabia.

Cuando el veterinario administra una vacuna a nuestro perro, le está inyectando los virus frente a los que quiere protegerle, pero estos están debilitados o inactivados (han sido tratados por métodos físicos o químicos) para disminuir su virulencia y aumentar su seguridad.

Lo que pretende, es generar una respuesta inmunitaria en su organismo, para que, en caso de encontrarse con el virus real, pueda hacerle frente de forma muchísimo más rápida y así, evitar enfermarse.

Pues bien, este tipo de test, lo que hacen es comprobar esa respuesta inmunitaria que se ha generado en nuestro perro.

Existen unos umbrales (unos rangos) aceptables para cada tipo de test y de virus. Si los resultados se encuentran dentro de esos márgenes, se considera que nuestro perro está correctamente protegido y que la vacuna ha sido efectiva.

Lo importante, ¿En qué casos necesitarás un test serológico de la rabia para viajar con tu perro?

Pues bien, todo depende del país desde el que partes y al que te diriges.

Existen 3 clasificaciones de países en función de la incidencia de rabia: 

  • Con alta incidencia de rabia
  • Con rabia controlada
  • Libre de rabia

Por lo que, si el país de dónde vienes tiene mayor incidencia de rabia que el país al que te diriges, probablemente te exijan llevar un test serológico de la rabia, para corroborar que el perro está correctamente vacunado y protegido.

Es importante tener en cuenta que, si se respetan los plazos de revacunación, es decir, si se va actualizando la vacuna de la rabia antes que llegue la fecha de caducidad de la anterior, la validez del test serológico es de por vida.

  1. DESPARASITACIÓN INTERNA

En la guía veterinaria se explica de forma más detallada el funcionamiento de los desparasitantes internos y externos, pero a modo de resumen, es importante saber que la pauta varía en función de la edad, condiciones de higiene, el estado de salud, lugar donde habita…

Pero cuando nos vamos de viaje es importante desparasitar a nuestro perro (y sobre todo que el veterinario lo especifique en el pasaporte) y llevarnos pastillas por si es necesario repetirlo durante el viaje.

  1. DESPARASITACIÓN EXTERNA

En este caso, tenemos varias opciones en el mercado (collares, pipetas, pastillas, sprays…) y elegiremos la más adecuada en función de la situación concreta (época del año, temperatura, tipo de viaje, pelaje de nuestro perro, posibles alergias a determinados productos…)

La opción ideal a nivel general y en nuestra opinión, es llevar de forma permanente un collar antiparasitario. Durante un viaje, en función de lo que hemos dicho anteriormente, podemos reforzar la protección añadiendo pipetas y/o sprays.

  1. CARTILLA Y PASAPORTE CANINO

Es importante que toda la información que se recabe en la visita (vacunas, desparasitaciones, examen físico general…) se plasme en la cartilla y el pasaporte, con fechas y firma, para que no tengamos ningún problema a la hora de viajar.

El pasaporte solo será necesario para viajes fuera de España, dentro de la Unión Europea.

En la guía legal se detallan todas las partes del pasaporte canino y la información que debe aparecer en cada una de ellas.

  1. OTROS

En función del país que visitemos, hay otros requisitos que deberemos cumplir para evitar problemas en la entrada.

Es importante que te asegures de los requisitos específicos del país al que vas a viajar antes de nada. Nosotros te podemos ayudar si es tu caso. Pincha AQUÍ si te encuentras en esa situación 🙂

Algunos requisitos extra pueden ser: certificado de salud oficial, permiso de importación, certificado de exportación, reserva de cuarentena…

En conclusión, es super importante que antes de nada, busques los requisitos específicos de cada país. Sobre todo para ir fuera de la Unión Europea, para no tener sustos en el momento del viaje con tu peludo.

Con este artículo, ya tienes una idea general de las cosas imprescindibles que necesitas. Todo lo que debes revisar y rellenar tu veterinario, como mínimo, para cumplir la normativa.

PD: Te esperamos en comentarios para que nos cuentes tu experiencia viajando con tu peludo o si te surgen dudas 🙂