fbpx

Si nos has leído y nos vas conociendo, nuestro lema es que “nuestro perro nos lleva de viaje”. Siempre abogamos por que un viaje con perro no es simplemente cogerlo y meterlo en el coche, buscar un par de alojamientos “dogfriendly” y ale. Es muchísimo más.

De hecho, queremos responder a la pregunta de si viajar con perro siempre ha de ser sinónimo de naturaleza.

Parece algo obvio que nuestros perros no tienen las mismas necesidades que nosotros ni los mismos gustos, de hecho, seguramente ellos nunca elegirían un destino como Barcelona para organizar su viaje peludo. No obstante, nuestras culturas están unidas y hemos de adaptarnos a ellos y viceversa.

Es imprescindible que cuando planeemos un viaje con nuestro perro, busquemos el equilibrio entre la parte humana y la parte peluda de la familia. No hay que huir de las ciudades o de actividades con gente, pero siempre en la justa medida y teniendo la seguridad de que nuestro perro está a gusto y disfrutando.

Eso se consigue entendiendo a nuestro perro, sabiendo qué dice y cómo se siente en cada momento, y cuales son sus gustos.

Cada perro es un mundo, y tenemos que saber cuál es el mundo que tenemos en casa 🙂

Para nosotros la respuesta a la pregunta es SÍ, un viaje con perro siempre debe de tener partes de naturaleza y aire fresco. 

Tal y como hablamos en otro post sobre “Descanso durante los viajes, es importante que nuestro perro pueda descansar y también pueda divertirse. 

Traducido, nuestro perro debe de tener ratos para él, para olisquear, para correr, para ir sin correa, para descubrir a su ritmo el ambiente, jugar contigo o sin ti, disfrutar también del viaje y

¿qué mejor que en la naturaleza?. 

Nosotros no viajaríamos con ellos por ejemplo a un lugar como Barcelona si sabemos que todo el turismo que vamos a hacer será totalmente urbano y no adaptaremos las actividades a ellos.

No obstante, puede ser muy estimulante para ellos un paseo por ciudad siempre y cuando tenga las necesidades bien cubiertas y haya socializado lo suficiente como para que estos paseos no eleven sus niveles de estrés más de la cuenta. 

Por lo tanto, para nosotros viajar con perro sí es sinónimo a naturaleza, ¡y nos encanta!


¡CONSEJO!

Siempre, siempre, siempre el viaje debe de empezar mucho antes, debemos de habituar progresivamente a nuestro perro a todas las situaciones que se vaya a encontrar.

En nuestra Guía tratamos estos temas con más profundidad, te la recomendamos al 200% si vas a iniciar un viaje con ellos, para ir mucho más preparados 🙂

PD: Te esperamos en comentarios para que nos cuentes cómo suelen ser vuestros viajes.

Si sois más de verde y azul o de ciudades llenas de cultura y ruido 😀