Hoy vamos a dar una pincelada sobre un tema tan importante como es el golpe de calor en perros, y sobre todo en esta época que nos encontramos.

Se acerca el verano, las temperaturas empiezan a subir, las horas y zonas de sombra a bajar, y a todos los tutores perrunos nos preocupa el cómo va afrontar este período de tiempo nuestro perro, y qué precauciones debemos tomar para evitar este problema.

Aunque es un problema que se puede dar en el día a día, es algo que debemos tener muy en cuenta cuando hacemos un viaje.

A veces hacemos rutas más largas de lo normal, vamos a lugares que no conocemos, por lo que no sabemos cuándo vamos a volver o si habrá zonas de sombra para nuestro perro. Y además, nuestro veterinario de confianza está lejos, por lo que debemos extremar las precauciones.

Antes de hablar de qué debemos hacer o no, es importante saber qué es el golpe de calor, y porque se produce.

¿Qué es un golpe de calor?

Es una situación de emergencia provocada por el aumento extremo de la temperatura corporal de nuestro perro, por causas ambientales.

Consideramos que estamos ante una urgencia cuando la temperatura sube por encima de los 40.5 ºC, a parte de ver otros síntomas asociados a esta patología.

Debemos tener en cuenta que los perros no tienen la capacidad de sudar para regular su temperatura corporal como los humanos (sudan un poco por las almohadillas, pero no lo suficiente como para termorregularse correctamente), por lo que la única forma que tienen para hacerlo es el jadeo, y su eficacia para este fin es mucho menor a nosotros.

Las consecuencias que puede traer para nuestro perro un golpe de calor si no se trata a tiempo o de forma adecuada son muy graves.

Cuando el cuerpo se somete a temperaturas tan elevadas, algunos órganos empiezan a fallar (pudiendo derivar en un fallo multiorgánico), puede haber fallos en la coagulación (provocando hemorragias espontáneas o formación de trombos que pueden taponar los vasos sanguíneos), puede haber signos neurológicos (convulsiones, respuesta a estímulos disminuida, incoordinación…), entre otras consecuencias.

De ahí deriva la importancia de saber reconocer un golpe de calor, saber qué debemos hacer y sobre todo, como podemos prevenirlo.

Factores de riesgo

Aunque cualquier perro es susceptible a padecer un golpe de calor, sí existen algunos factores de riesgo que predisponen y que debemos tener en cuenta para evitarlo:

Perro braquicéfalo (bulldog inglés)

Perro con sobrepeso

Hay ciertas razas (sobre todo perros pequeños) que tienen más predisposición a padecer cierto grado de colapso traqueal.

Distintos grados de colapso traqueal

Síntomas

Es importante conocer los síntomas de un golpe de calor para detectarlo cuanto antes y poder actuar rápidamente.

Aunque sabemos que un golpe de calor es provocada por el aumento de temperatura, en muchas ocasiones no podremos medírsela en ese momento o lugar, por lo que deberemos fijarnos en otros signos que nos indican que algo no va bien:

No tienen porque darse en un orden concreto, ni tampoco tienen porque aparecer todos, pero si que debemos valorar los signos en contexto, para no alarmarnos si no es grave.

En caso de observar estos síntomas en nuestro perro en una situación que ha podido propiciar la aparición de un golpe de calor, deberemos actuar rápidamente, y sobre todo, buscar asistencia veterinaria cuanto antes.

¿Cómo actuamos ante un golpe de calor?

Es muy importante saber detectar este problema, pero es imprescindible saber cómo debemos actuar en caso de que observemos que nuestro perro está sufriendo un golpe de calor:

Dependiendo del estado de nuestro perro y de su evolución el pronóstico puede ser favorable o reservado.

Pero además, debemos recordar que el golpe de calor en perros puede causar secuelas, como daños cerebrales y/o alteraciones en el sistema nervioso.

¿Cómo podemos prevenir un golpe de calor?

Es importante que sigamos una serie de pautas para prevenir este problema, sobre todo en épocas de altas temperaturas, como la primavera y el verano. Y debemos mantener estas precauciones durante nuestros viajes.

Esperamos que te haya sido útil, y que, en caso de presenciar una situación así, sepas detectarla y lo más importante, sepas cual es la mejor forma de actuar para ayudar a tu perro a superarlo 🙂

Ojalá nuestro granito de arena sirva para reducir la incidencia del golpe de calor en perros.

En caso de que te interesen los temas de salud relacionados con tu perro, para estar preparadísim@ para afrontar cualquier situación, tenemos una guía de primeros auxilios en la que hablamos de este tema y muchísimos más:

Guía primeros auxilios

Coméntanos qué te ha parecido este tema y si te gustaría que habláramos de otro tema relacionado con la salud perruna en otros post.

TE LEEMOS 🙂

6 comentarios

  1. El tema golpes de calor me era totalmente desconocido, es decir, sí sabía que los podían sufrir pero no los síntomas o las medidas necesarias para evitarlos o ponerles solución si se diera el caso asique sí, MUY INTERESANTE!!!

    1. Que alegría que te haya sido útil y sobre todo, que te haga sentir más segura respecto al tema, y sepas qué hacer si te encuentras en esa situación 🙂
      Ahora viene el veranito, y por desgracia, esto será la orden del día

      ¡Un super abrazo peludo familia!

  2. Gracias chicos!

    Ayudáis muchísimo con publicaciones así. Mi perrita tiene algo de colapso traqueal y nunca me habían informado de que pudiera ser más propensa a golpe de calor por esto y tampoco me lo habían explicado tan claro.

    Seguir así, sois lo más!

    1. Muchas gracias por tus palabras bonita 🙂

      Encantadísimos de que te haya sido útil, sobre todo si Lilo tiene algún grado de colapso traqueal. Ahora que viene el veranito, toca tener mil ojos!

      Un super abrazo!

  3. Me ha encantado, muy asertiva posición, como persona dedicada a este medio y para el que lo lea antes este comentario, puedo decir que es muy adecuado, algo muy pequeño e importante que dice el artículo es no bañar el perro, es un error muy común, el humedecer con spray la boca es muuuuuy bueno, y llevar al veterinario es clave, BRILLANTE Y HAY QUE TENERLO EN LOS MARCADORES SI O SI, pase a conocerlos para enriquecerme y realmente es de muy alto valor este contenido, muy bonito

    1. Muchísimas gracias por tu palabras Rubén!!

      Encantadísimos de que te haya gustado y que coincidas en la postura del artículo. Realmente es un problema grave y por desgracia, bastante frecuente, y creemos que es imprescindible que las familias peludas sepan cómo actuar.
      A veces, queriendo solucionar o ayudar, empeoramos la situación (como con el tema de bañar al perro o pensar que no es necesario que le vea el veterinario), por eso nos ha parecido importante hacer este artículo ahora que llega el buen tiempo y el calor.

      ¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *