Como cada verano nos surge la duda de… ¿Se puede ir con perros a las playas en verano? ¿me multarán? ¿Lo puedo llevar suelto…?

En este post vamos a hacer un resumen de qué dice la ley y qué podemos hacer y algunos consejos para ayudarle con el calor veraniego 🙂

Normativa aplicable

La Ley de Costas es la normativa que afecta a todas las playas de España.


Desde 2013 es la Ley 2/2013, de 29 de mayo, de protección y uso sostenible del litoral de la modificación de la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas.


No obstante, la citada ley no indica nada sobre perros, ni prohíbe el acceso a las playas ni lo permite. Tan sólo establece en el artículo 60: “La utilización del dominio público marítimo-terrestre y, en todo caso, del mar y su ribera será libre, pública y gratuita para los usos comunes y acordes con la naturaleza de aquel, tales como pasear, estar, bañarse, navegar, embarcar y desembarcar, varar, pescar, coger plantas y mariscos y otros actos semejantes que no requieran obras e instalaciones de ningún tipo y que se realicen de acuerdo con las leyes y reglamentos o normas aprobadas conforme a la Ley 22/1988, de 28 de julio.


En este caso son los ayuntamientos los encargados de crear playas caninas, señalizadas, ya sea en zonas de baño para personas como en áreas no aptas para el mismo. La Ley de Costas establece que serán los ayuntamientos los encargados de
mantener las condiciones de limpieza y salubridad de las zonas de baño, de colocar carteles informativos con las características, infraestructuras y medidas de seguridad”.


Por ello, en función de la normativa de cada ayuntamiento será posible soltar o no a tu perro. Por ello, es muy importante que conozcamos y nos informemos al respectivo ayuntamiento de las normas de cada playa concreta.

Antes de entrar en una playa de todas formas tendremos que fijarnos en la señalización en la entrada de la playa como vemos en la imagen para estar al 100% seguros de que es posible entrar con nuestros perros.

Playas aptas para ir con perro

Pese a que debido a la situación excepcional por el COVID muchas de las playas que se mencionarán puede que estén cerradas o sean más restrictivas, en RedCanina se hace un listado de todas las playas de España con posibilidad de acceso para perros.

Por otro lado, en nuestra Guía Legal abarcamos de forma más extendida el tema de la legislación en las playas, las disponibles y las restricciones entre otros tantos temas legales que requiere cualquier tutor perruno.

Consejos para evitar el calor

Hemos de tener muchísimas cosas en cuenta cuando viajamos con nuestro perro. 3 de ellas las explicamos en nuestra Guía Gratuita » 3 Claves para organizar un viaje perruno y 3 errores que la mayoría de los viajeros cometen»; si aún no la as descargado te animamos a que lo hagas 🙂

El primer enemigo de nuestros perros en verano puede ser el golpe de calor, por ello si no leíste nuestro post sobre ello te lo volvemos a dejar por aquí: Golpe de Calor.

Por otro lado dividiríamos los consejos para ir con nuestros perros a las playas: Antes de ir, cuando estés en la playa y al volver.

  • ANTES DE IR A LA PLAYA

Evidentemente el primer paso será asegurarnos al 200% que podamos entrar con nuestro perro a la playa.

Organizaremos una mochila para él: con su toalla, bolsitas para sus necesidades, un bebedero portatil, snacks y agua (mucho agua) y un par de juguetes, uno de ellos podría ser flotante para el agua. Además recomendaríamos un protector de Almohadillas así como un protector solar, sobre todo para perros con pelo corto y blanco, con problemas dermatológicos y para zonas sensibles (Orejas, barriga, axila, trufa…).

  • CUANDO ESTÉS EN LA PLAYA

PRIMORDIAL: llevar sombrilla. Siempre. Evitar las horas de mayor calor (12-17h) para ir con nuestros perros. Además del calor ambiental, bajo el sol de mediodía, la arena se vuelve demasiado caliente y el perro puede sufrir dolorosas quemaduras en las almohadillas y en los espacios entre los dedos.

Asegurate que se hidrata de forma continua, y no con agua del mar ya que esta podría provocarle problemas gastrointestinales. Podemos también refrescarles echándole un poquito de agua (no excesivamente muy fría) por encima.

Si es el primer día de playa en nuestro perro, busquemos una playa donde haya poca profundidad y no hayan corrientes para que sea lo más fácil y positivo para nuestro perro.

Hemos de partir de la base que no tiene por qué gustarle a todos los perros. Partiendo de aquí, es de vital importancia no obligarles a bañarse, ni con correa ni a la fuerza.

Podemos motivarles con el juguete flotante, o con nosotros, o con chuches pero siempre de forma muy progresiva y respetando sus tiempos y si decide salir del agua.

  • YA EN CASA

Una vez en casa es importante que eliminemos los restos de sal y arena en la piel y pelo para evitar rozaduras.

Sobre todo revisa bien las orejas para asegurarte de que no se hayan quedado restos dentro. Es recomendable hacer una limpieza de oídos después de haber estado en el agua, ya sea río o mar, para evitar posibles otitis.

Y nada más, ¡A disfrutar y con mucho cuidado!

Si te ha gustado este post ya sabes, Comenta y comparte en tu red social para llegar a más gente,

¡Un abrazote!