Muchos se preguntarán qué significa esto de que sean nuestros perros los que nos lleven de viaje.

Estamos más acostumbrados a llevarnos a nuestro perro allá donde vamos nosotros. Buscar opciones ‘’dogfriendly’’ donde le permitan la entrada, buscar tours donde se les permita venir con nosotros etc…

Pero…

¿Te has parado a pensar que quizá existe otro tipo de viaje perruno en el que es precisamente nuestro perro el protagonista de la historia? ¿El que decide cada paso?

Ese es uno de nuestros objetivos con este proyecto, enseñar a todas las familias otra forma de viajar con sus perros.

Imagínate que encuentras una actividad que no simplemente le permiten la entrada a los perros, sino que está pensada especialmente para hacer con perro. 

Es más, si no llevas perro, no tiene sentido asistir.

Te decides a probarla junto con tu perro en tu próximo viaje, te decides a dejarte llevar por tu compañero.

¿Te imaginas haciendo paddle surf o yoga con tu perro?

Allí conoces a gente, totalmente nueva, pero con la que tienes muchísimo en común.

Porque, no nos engañemos, gente con perro hay muchísima. Pero gente con perro que realmente lo considere parte de la familia al 200% y que esté dispuesta a cambiar su día a día de un viaje, para disfrutarlo al máximo con él y cambiar totalmente la idea de un viaje peludo, no abunda tanto.

A raíz de ahí, descubres más actividades perrunas, más cafeterías ‘’dogfriendly’, tours, quedadas… que ni te habrías planteado mientras organizabas el viaje.

Los que tenemos perros, sabemos que son capaces de dar un vuelco a nuestras vidas, de cambiar nuestras rutinas, nuestras prioridades, nuestra forma de querer. 

Sabemos que son capaces de mostrarnos un mundo totalmente diferente al que vivíamos antes de que llegaran a nuestras vidas.

Si esto lo hacen en el día a día, ¿por que no les dejamos que lo hagan durante los viajes?

La flexibilidad y el hecho de apreciar cada giro del viaje son las cualidades más importantes durante cualquier tipo de viaje, y sobre todo uno peludo. 

El cambiar nuestro TOP de destinos ideales, el hecho de pensar…

  • ¿Dónde iré de viaje este año gracias a mi perro?
  • ¿Qué actividades disfrutaremos juntos gracias a que viene conmigo?
  • ¿Con quién coincidiré por el camino, que nunca me hubiese cruzado si no fuese con mi perro?

Así que ya sabes, para tu próximo viaje, déjate llevar y sorprender por tu perro. Aunque él no lo sepa, ni tu ahora tampoco, tiene muchísimo muchísimo mundo que enseñarte.  🙂 

Si lo que necesitas es esto precisamente, nosotros te organizamos este viaje perruno a medida, un viaje totalmente diferente a sólo un CLICK

PD: Estamos deseando saber qué te ha parecido la reflexión y la idea de que sea nuestro perro el que nos lleve de viaje. Te leemos en comentarios 😀