¿Viajar en avión con perro sí o no? ¿A quién no se le ha pasado por la cabeza esta pregunta alguna vez?


Somos totalmente conscientes que viajar con perro en avión no es una decisión fácil, más para los perros de más de 10kg que sí o sí tienen que ir en Bodega; noticias desagradables en torno a este tema suelen hacerse virales y tienden a preocuparnos mucho, por la experiencia que probablemente vivirá nuestro peludo.


Además, siendo sinceros, bajo nuestro punto de vista, no es el medio más viable para viajar con ellos ya que requiere mayor preparación y planificación y nuestro perro nunca estará tan a gusto como yendo con nosotros en coche, furgoneta…


Pero, aunque no es la opción ideal, hay veces que nos vemos obligados a usarlo por distintos motivos, por lo que es importante que sepamos cómo debemos hacerlo, y sobre todo, cómo podemos ayudar a nuestro perro a sobrellevarlo mejor, para que sea lo menos traumático posible.

Requisitos legales y veterinarios en vuelos nacionales



Para vuelos nacionales lo habitual es contratar el servicio de viaje con mascota en el mismo momento del proceso de compra del billete.

  • Para ello, tu peludo debe tener al menos 10 semanas de edad, la cartilla de vacunación al día, con las vacunas correspondientes puestas y selladas por su veterinario.

    
  • Es importante que, aunque en nuestra comunidad autónoma no sea obligatoria la vacuna de la rabia, se la pongamos antes de viajar, ya que hay comunidades en las que si que es obligatorio.
  • Es imprescindible también, que lleve un dispositivo de identificación (chip), y que este haya sido puesto antes de la vacuna de la rabia, para que esta sea válida.

    Una vez cumplidos los requisitos, y ya en el vuelo, podemos llevar máximo una mascota en cabina siempre que no se supere el cupo máximo de mascotas permitidas en la aerolínea (por lo general 2 ) y pese un máximo de 8 kg en total incluyendo el peso del transportín (puede variar en función de las compañías).

    Las medidas del transportín deben ser de un máximo de 45x39x21cm debiendo garantizar su correcta seguridad y ventilación así como su sujeción (también puede variar en función de las compañías).

Si necesitas ampliar esta información tenemos nuestra Guía Legal y nuestra Guía de Primeros Auxilios Veterinarios donde está todo mucho más desarrolado.

Cómo ayudar a nuestro perro a sobrellevar mejor este proceso


Por desgracia es inviable positivizar el avión en sí, el despegue, la bodega etcétera; no obstante, a continuación os ofrecemos una serie de pautas y consejos para trabajar meses antes este viaje y que vaya lo mejor posible:

  • Revisión médica veterinaria para asegurarnos de que está en condiciones de viajar y sus vacunas están vigentes.

  • No le alimentes una hora antes de subir al avión. Para evitar mareos y vómitos innecesarios lo ideal sería no darle de comer unas 6-10 horas previas al vuelo, pero sí mantenerle hidratado.

  • A nivel comportamental, lo primero de todo siempre será conocer al dedillo su lenguaje. Sin esto, no podremos conocer sus miedos e inseguridades para así poder ayudarle en este proceso lo mejor posible.

    Por lo tanto es recomendable formarse en Lenguaje Canino de forma previa a todo este proceso. En nuestra Web tenemos una Guía de Lenguaje y Comportamiento Canino para entender mejor a tu peludo.

  • Si tu perro tiene Ansiedad por Separación este tiempo separados va a ser muy complicado para él. Ten en cuenta que es una situación completamente distinta en la que estará sin ti.
    Por lo tanto, prepara muy muy muy bien a tu perro. Trabaja esta Ansiedad por Separación desde YA, de forma progresiva y controlando muy bien los tiempos.

    Es importante trabajar la autonomía y la independencia de nuestros perros antes de vivir situaciones especiales como es un viaje.

  • Todo el trabajo que podamos realizar con nuestro perro de autocontrol, de propiocepción, de independencia… cualquier trabajo que ayude a nuestro perro a ser más seguro de sí mismo, de forma “indirecta” mejorará su capacidad para gestionar nuevas situaciones, entre ellas el quedarse solo en la bodega de un avión.
  • La positivización del transportín y que este lo sientan como un hogar seguro. Ya que tendrán que ir de forma obligatoria es importante que se sientan cómodos y seguros en él.

    ¿Cómo se realiza este proceso?
    Sencillo:

    1) Tener el transportín e introducirlo en casa abierto, sin más interacción. Simplemente dejándolo que nuestro perro lo vea.
    2) Si vemos que nuestro perro no curiosea podemos crearle caminos de chuches para que se acerque a oler.
    3) Progresivamente iremos introduciendo dichos snacks dentro del transportín.
    4) Tan sólo queda progresivamente ir ajustando y cerrando la puerta del transportín para que asocie de forma totalmente positiva este lugar, para ello podemos añadir una mantita o incluso su camita si cabe.
    5) Si vemos que nuestro perro va por si solo al transportín y se tumba, ¡maravilloso! ¡Premia!
  • Siempre podemos ayudarnos de productos naturales como aromas de Lavanda, Manzanilla, Flores de Bach, Calmex o Zylkene días antes del viaje hasta la salida de este. Estos productos pueden ayudar a la relajación de tu perro pero no solucionará el problema de raíz, para ello siempre es recomendable contactar con un profesional.


En nuestra opinión, deberemos evitar los fármacos que alteren el estado de consciencia de nuestro perro, que le seden y no le permitan interactuar con el entorno, porque eso crea mucha más inseguridad, que se traduce en una experiencia muy traumática, y es lo que queremos evitar a toda costa.

En resumen, el avión es una situación totalmente nueva para tu perro: el aeropuerto, aglomeraciones, el llegar hasta el aeropuerto, separarnos de él y dejarle con una persona totalmente desconocida y estar encerrado durante varias horas… no será nunca una situación agradable. Tampoco lo sería para nosotros.

No obstante, con estas pautas podemos ayudar a nuestro perro a ser un poco más adaptativo a estos cambios y que dentro de lo posible pueda sobrellevarlo decentemente.

Bajo nuestro punto de vista siempre que se pueda evitar el volar en avión deberíamos hacerlo, sobre todo la Bodega, aquí habría que entrar en análisis de cómo sobrelleva los perros los cambios y las nuevas situaciones.

Si vas a realizar un viaje a otro país y necesitas conocer todos los requisitos legales y pasos a seguir antes de dicho vuelo ¡Podemos ayudarte!

En nuestro servicio de asesoría individual te resolveremos todas las dudas y te las dejaremos bien resumidos en un PDF los pasos a seguir

Si te ha gustado este post o si te quedan dudas déjanos en comentarios y te leemos

No te olvides de compartirlo para llegar a más gente 🙂